ARTICULOS Y

PUBLICACIONES

La Magia de las Isoflavonas de Soya

Publicado el 19 de Abril de 2012
La Magia de las Isoflavonas de Soya
Además de macronutrientes, vitaminas y minerales, los vegetales nos aportan otras sustancias cuyo efecto en el organismo resulta benéfico. Tal es el caso de los llamados fitoquímicos o fitonutrientes, dentro de los cuales destacan las isoflavonas. De acuerdo a un número importante de estudios, estos compuestos flavónicos poseen especial significancia debido a su aplicación en la regulación del balance hormonal en la mujer y la prevención de algunos tipos de cáncer, problemas renales, osteoporosis, etc.

El papel de las isoflavonas es ampliamente apreciado y constituye uno de los temas actuales de investigación en Nutrición. Las Isoflavonas están presentes en una gran variedad de plantas y vegetales siendo una de las fuentes más abundantes el fríjol de la soya y obviamente los suplementos en capsulas con dosis diferentes. De hecho, muchos de los beneficios que se atribuyen a la soya se producen por acción de las llamadas isoflavonas.
Las más importantes son el Genistein y Daidzein que destacan por su acentuada acción antioxidante.

Debido a que las isoflavonas de soya cumplen dentro del organismo una función similar a la de las hormonas, se ha difundido su consumo para aliviar los síntomas propios de la menopausia tales como sofocos, ansiedad, fatiga, sudor nocturno, cambios en el estado de ánimo, etc. Igualmente, estudios recientes han encontrado que estas mismas sustancias incrementan la densidad ósea en las mujeres ya que contribuyen a que los huesos absorban más calcio, hecho que también resulta favorable en situaciones fisiológicas como el embarazo y la tercera edad. Además, las isoflavonas de la soya poseen acción anticancerígena y antitumoral relacionada con la actividad hormonal de la mujer. Dicho de otro modo, el consumo de estas sustancias a través de un suplemento de calidad reduce el riesgo de cáncer en senos, matriz y cuello del útero. Esto se debe a que las Isoflavonas de la soya promueven el equilibrio hormonal desde la premenopausia hasta el término de este estado fisiológico de la mujer, por lo que es recomendable que se inicie la ingesta de Isoflavonas desde el momento en que empiezan a aparecer los primeros síntomas de la menopausia.

Recientemente, otros estudios confirman también sus efectos protectores frente a tumores de colón y próstata, extendiéndose los beneficios de este producto a la salud del hombre.
Se sabe también, que como un efecto secundario las isoflavonas inhiben el crecimiento de las células que forman la placa aterogénica que obstruye las arterias. Una revisión de estudios controlados concluye que la soya es definitivamente eficaz para mejorar el nivel del colesterol en sangre y lo mejor es que existe evidencia para afirmar que las Isoflavonas son los ingredientes activos responsables de esta acción.

ISOFLAVONAS Y PROTECCION VASCULAR

Las enfermedades cardiovasculares (ECV) son causa importante de muerte en los países occidentales. Además de los factores dietéticos recomendados para disminuir los riesgos cardiovasculares, se propone que el consumo de las isoflavonas podría otorgar beneficios adicionales.

Los efectos beneficiosos de estrógenos en la elasticidad vascular y la reducción del nivel del colesterol son muy importantes. Ésta es la razón por la que la arteriosclerosis aparece en mujeres principalmente después de la menopausia, en que el nivel del estrógeno disminuye.

INFLUENCIA DE LAS ISOFLAVONAS EN EL CONTROL DEL COLESTEROL

Los suplementos que contenían las isoflavonas se han investigado para su papel en la reducción del riesgo para la arteriosclerosis . Los estudios en animales y seres humanos han demostrado que las isoflavonas pueden reducir de las lipoproteínas de baja densidad (LDL). Un ensayo que implicaba a 156 hombres y mujeres sanos, 62mg producto de la proteína de soya que proporcionaba las Isoflavonas, fue asociado a una reducción significativa en total y el LDL colesterol comparado a los que comieron la proteína de soya sin las isoflavonas. El mecanismo exacto por el cual los isoflavonas reducen el colesterol, no se conoce todavía.

LAS ISOFLAVONAS EN LAS ARTERIAS

Las isoflavonas pueden desempeñar un mayor papel en mejorar funciones vasculares que en la reducción del colesterol. Las isoflavonas pueden ayudar en la preservación de la elasticidad Cuando las arterias son dañadas por la arterosclerosis forman generalmente coágulos de la sangre. Estos coágulos de la sangre pueden causar un ataque del corazón o un movimiento. Con la ayuda de otros antioxidantes tales como vitamina E y vitamina C, se destruyen los radicales libres y la oxidación del colesterol de LDL (colesterol malo) se previene.


Dr. Leonardo Revollo E.
Medicina ortomolecular
Ver más publicaciones [+]